Adaptador de disketera de 3 1/2 para el +3 (I)

Comenzamos nuestra andadura por el camino del hardware en este primer número de Magazine ZX con un montaje muy útil y, a la vez, sencillo. Cualquier persona que sepa pelar un cable y empalmarlo con cinta aislante debería ser capaz de realizarlo. Si os atrevéis a complicaros un poco, usando soldador y estaño y dotarlo de más funcionalidades, os enseñaremos como hacerlo.

Todos los montajes que os iremos ofreciendo a lo largo de los diferentes números han sido probados por el autor del artículo y no han causado ninguna avería ni mal funcionamiento tanto en el ordenador en el cual han sido probados como en los propios dispositivos empleados o conectados. Por lo cual tenéis que ser conscientes de que hacéis esto bajo vuestro propio riesgo. Pero no debéis preocuparos de nada si seguís al pie de la letra los pasos que vamos a ofreceros.

Las explicaciones tendrán un eminente carácter práctico. No obstante, se introducirán nociones de teoría cuando sea necesario. Pensamos que lo interesante para el usuario medio son los montajes en si mismo. Trataremos de complementar la información con una buena sección de enlaces a otras páginas de Internet donde se profundice sobre cada tema en concreto.

En este primer montaje trataremos de acoplar una disquetera de 3 pulgadas y media a un Spectrum +3. Los discos de esta medida son infinitamente más fáciles de conseguir que sus homólogos de 3 pulgadas, lo cual justifica totalmente su utilidad.

Ya que queremos abundar en varios aspectos del conexionado y uso, en este primer número nos centraremos en alimentar la disquetera y conectar el cable de datos de forma básica. Así podremos empezar a trabajar con ella. En la próxima entrega aprenderemos a aprovechar totalmente su capacidad, configurarla como primera o segunda unidad y algunos otros detalles de interés.

Al plantearnos el proyecto lo primero que tenemos que tener en cuenta es qué necesitamos para realizar el montaje.

Como material, muy poca cosa. Una faja de datos de disquetera, que tenga un conector para unidades de 3 1/2 y otro para las de 5 1/4 (Imagen 1), es suficiente para realizar el montaje en su forma más básica. Estos cables se encuentran sobre todo en PCs antiguos, con lo cual estaremos reciclando material que de otra forma estaría condenado a la basura.

Imagen 1. Faja de datos de disquetera de PC


Sin embargo, vamos a hacer inventario de lo que vamos a necesitar, tanto en materiales como en herramientas para completar el montaje en el ámbito de este artículo.

  • Adaptador para la fuente de alimentación:
    • 1 conector DIN-6 macho.
    • 1 conector DIN-6 hembra.
    • 1 conector para alimentar la disquetera. Se puede cortar de una fuente vieja o averiada de PC.
    • 1 trozo de cable de 6 hilos y malla, con una longitud en torno a los 20 cm.
    • Soldador.
    • Estaño.
  • Para el cable de datos entre la disquetera y el Spectrum +3:
    • 1 Faja de disquetera, que tenga al menos un conector de 3 1/2 y otro de 5 1/4. Necesitamos la parte sin cables cruzados.
    • 1 trocito de cable de 2-3 cm.
    • Tijeras.
    • Cutter o pelacables.

Lógicamente la disquetera hay que alimentarla de corriente, y para hacerlo tenemos tres opciones:

  1. Utilizar una fuente de PC-AT (las que se usaban de los modelos Pentium y anteriores), como la de la Imagen 2. También se puede hacer con una ATX.
  2. Sacar la corriente desde dentro del propio +3 con un cable, derivando del conector de alimentación de la disquetera interna. De esta manera la hice por primera vez, aunque es preferible hacer el adaptador de la fuente.
  3. Sacar la corriente de la fuente del +3 mediante un pequeño “ladrón” que podremos hacer con dos conectores DIN-6. También se puede abrir la fuente y manipularla para sacar la corriente desde dentro, pero pudiendo hacer un adaptador que no la modifique no creo que sea necesario.

Quizás la solución más sencilla sea utilizar una fuente de PC, simplemente con enganchar el conector de la disquetera habitual y enchufar la fuente a la corriente eléctrica la tendremos alimentada. El principal inconveniente es el del tamaño de esta fuente y el ruido, aunque si somos un poco manitas, la podremos utilizar hasta para alimentar nuestro +3 sustituyendo a la original.

Imagen 2. Fuente de alimentación AT


Lo primero que tenemos que hacer es abrir el +3. Quitamos los dos tornillos del lateral derecho (el lateral de la disquetera) y los seis de la parte inferior con un destornillador de estrella. Hecho esto procedemos a levantar el teclado con sumo cuidado, veremos que nos lo impide el cable que alimenta el led rojo (situado en posición central) y las dos cintas del teclado (en el lateral izquierdo). Desprendemos el conector del led situado en la placa (Imagen 3) y las dos cintas del teclado (Imagen 4), esto con sumo cuidado. No hace falta explicar cuál es uno de los puntos más débiles del Spectrum.

Imagen 3. Conexión del led indicador de encendido


Imagen 4. Conexiones de la membrana a la placa base


Viendo la Imagen 5 podremos apreciar los cuatro cables que salen hacia la disquetera interna. Son esos cables los que tendremos que cortar y de los que derivar el cable que alimente la unidad de 3 1/2. La operación es muy sencilla, y solo tendremos que empalmar la derivación de la siguiente manera, teniendo en cuenta que el cable del conector de la disquetera de 3 1/2 lleva un hilo amarillo con +12V, uno rojo con +5V y dos negros con GND:

Imagen 5. Alimentación en la placa del +3


  • El naranja del +3 con +5V se conecta al rojo de la disquetera de 3 1/2.
  • El rojo del +3 con +12V se conecta al amarillo del 3 1/2.
  • Los dos negros del +3 con los dos negros de la disquetera de 3 1/2.

Una vez hechos los empalmes (ver Imagen 6), sacamos el cable derivado; la ranura de expansión puede ser un buen lugar y nos ahorraremos modificar la carcasa, como el cable estará bien aislado (eso sí, revisadlo antes para cerciorarnos de que no tenga rozaduras que puedan provocar cortocircuitos) no tenemos que tener ningún inconveniente. Recomiendo “anudar” el cable externo al vástago de plástico que hay en la parte superior izquierda de la disquetera, de manera que si damos un tirón al cable, no desprendamos los empalmes de dentro del +3, las soldaduras o soltemos el conector de la disquetera de 3“.

Imagen 6. Empalme de los cables de alimentación


En mi opinión es la mejor opción, más limpia, ya que no hay que manipular el +3 o la fuente, ni poner una fuente adicional.

Tenemos que hacer un cable con dos conectores DIN-6 a cada extremo en el que, de uno de ellos, preferiblemente el macho, salga el cable para alimentar la disquetera. Esta operación es muy sencilla, y solamente tenemos que tener cuidado en unir los pines adecuados de cada conector. Hecho esto, tenemos que soldar o empalmar los cables que van a alimentar nuestra disquetera de la siguiente forma, y como se detalla en el Esquema 1:

  • +12V de la fuente (marcado como rojo) con +12V del conector de la disquetera. (Si hemos cortado el cable de una fuente de PC, también vendrá de color rojo.
  • +5V de la fuente (marcado en amarillo) con +5V del conector, igual que lo anterior.
  • GND (masa) de la fuente con los dos cables de masa de la disquetera, ambos dos cables negros.

Esquema 1. Tomando la alimentación de la fuente del +3


Una vez hecho esto nos quedará un cable similar al de la Imagen 7, y tendremos la disquetera alimentada.

Imagen 7. Ladrón de alimentación para la disquetera del +3


La faja de datos que necesitamos es de las antiguas de floppy, que permitían conectar disqueteras de 5 1/4 y 3 1/2 al PC. Estas fajas solían llevar algunos de los terminales con el cable cruzado (ver Imagen 8). Estos terminales se pueden cortar sin más problemas, con lo cual nos quedaría un cable con un conector para la disquetera de 3 1/2 en un extremo y uno de 5 1/4 en el otro.

Imagen 8. Parte cruzada de la faja de datos de la disquetera


El terminal de 5 1/4 es el que conectaremos al bus de expansión marcado como “DISCO B” en la parte de atrás de nuestro Spectrum +3 (Imagen 9), sólo tiene una posición en la que se acopla, no tendremos ninguna duda al respecto. Y el de 3 1/2 a la disquetera que estamos acoplando pero con una particularidad, debemos conectarlo al revés de como lo haríamos habitualmente en la disquetera, es decir, el pin 0, que suele llevar el hilo marcado en color rojo, a la izquierda, según vemos la disquetera por detrás, en este caso lo tendremos que colocar a la derecha, como se aprecia en la Imagen 10. Puede que sea necesario limar el saliente que tienen los cables modernos para impedir que conectemos el cable al revés.

Imagen 9. Conector de segunda disquetera en el +3


Imagen 10. Conexión del cable de datos a la disquetera


Por último, es necesario puentear los hilos 1 y 2 del cable. Si no queremos cortar y empalmar, basta con introducir un pequeño hilo en un conector para unidades de 3 1/2 sobrante, como se muestra en la Imagen 11.

Imagen 11. Puente entre los pines 1 y 2


Una vez llegados a este punto, tendremos en nuestro flamante +3 una disquetera de 3 1/2 conectada y funcionando como unidad secundaria. Al encender el Spectrum comprobaremos cómo el sistema detecta las dos unidades conectadas (interna y externa). Lo podemos apreciar en la Imagen 12.

Imagen 12. Menú de arranque del +3


Con este montaje podemos acceder únicamente a la primera cara del disco. Recordemos que en los discos de 3” es necesario darlos la vuelta para poder acceder a la segunda cara. En los discos de 3 1/2 no es necesario, ya que las disqueteras disponen de cabezal en ambas caras. El cambio de cara lo podemos simular para el Spectrum utilizando un interruptor que permitirá conmutar entre la cara 1 y la 2 de forma que podamos acceder a los diferentes ficheros de ambas caras.

En la próxima entrega veremos cómo configurar la disquetera externa como unidad A:, cómo usar la cara B de los discos y algunos otros ajustes interesantes.