Diferencias

Muestra las diferencias entre dos versiones de la página.

Enlace a la vista de comparación

Próxima revisión
Revisión previa
articulos:aventuras_desventuras_viejo_archivero [23-03-2009 13:22]
sromero creado
articulos:aventuras_desventuras_viejo_archivero [23-03-2009 13:25] (actual)
sromero
Línea 9: Línea 9:
 Viajemos, pues, en el tiempo hasta comienzos del año 1987. Por aquel entonces, el usuario español de Spectrum sólo había podido disfrutar de cuatro aventuras en castellano. Abrió la cuenta el pionero "Yength", publicado por Dinamic en sus albores (1984) y programado por Nacho Ruiz. Tras pasar sin pena ni gloria, fue MicroHobby la que puso el siguiente granito, lanzando en uno de sus cassettes "Alicia en el país de las maravillas", obra de Luis E. Juan. Paralelamente, los aventureros podían degustar uno de los pocos títulos traducidos al castellano: el excelente "Gremlins: The Adventure", de Adventuresoft, que para muchos se convertiría en su primer contacto con el género. Tan desolador panorama se complementaba con "Cobra's Arc", programa lanzado en 1986 por Dinamic y que, sin ser una conversacional al uso en su sentido más estricto, resultó un aceptable éxito de ventas. Viajemos, pues, en el tiempo hasta comienzos del año 1987. Por aquel entonces, el usuario español de Spectrum sólo había podido disfrutar de cuatro aventuras en castellano. Abrió la cuenta el pionero "Yength", publicado por Dinamic en sus albores (1984) y programado por Nacho Ruiz. Tras pasar sin pena ni gloria, fue MicroHobby la que puso el siguiente granito, lanzando en uno de sus cassettes "Alicia en el país de las maravillas", obra de Luis E. Juan. Paralelamente, los aventureros podían degustar uno de los pocos títulos traducidos al castellano: el excelente "Gremlins: The Adventure", de Adventuresoft, que para muchos se convertiría en su primer contacto con el género. Tan desolador panorama se complementaba con "Cobra's Arc", programa lanzado en 1986 por Dinamic y que, sin ser una conversacional al uso en su sentido más estricto, resultó un aceptable éxito de ventas.
  
-Ilustración que acompañaba al primer artículo de\\ "El Viejo Archivero" (MH 158)+{{ :articulos:archivero1.jpg }} 
 +;#; 
 +//Ilustración que acompañaba al primer artículo de\\ "El Viejo Archivero" (MH 158)// 
 +;#; 
 +\\ 
  
 Sin embargo, algo iba a cambiar en 1987 para el desamparado aventurero español. A raíz, principalmente, de dos sucesos. En primer lugar, el lanzamiento de las aventuras Arquímedes XXI y, sobre todo, Don Quijote (fenómeno en el que se profundiza en otra sección de este mismo número de MagazineZX). El segundo suceso, mucho menos ruidoso pero no por ello de menor importancia, fue la aparición de Andrés Samudio como activo colaborador en las páginas de MicroHobby, tan sólo mes y medio después de que el ingenioso hidalgo pasase a engordar el catálogo de Dinamic. Sin embargo, algo iba a cambiar en 1987 para el desamparado aventurero español. A raíz, principalmente, de dos sucesos. En primer lugar, el lanzamiento de las aventuras Arquímedes XXI y, sobre todo, Don Quijote (fenómeno en el que se profundiza en otra sección de este mismo número de MagazineZX). El segundo suceso, mucho menos ruidoso pero no por ello de menor importancia, fue la aparición de Andrés Samudio como activo colaborador en las páginas de MicroHobby, tan sólo mes y medio después de que el ingenioso hidalgo pasase a engordar el catálogo de Dinamic.
  
-El dragón Smaug huye con el Archivero a lomos.\\ Ilustración de Mónica Samudio (MH 208)+{{ :articulos:archivero2.jpg }} 
 +;#; 
 +//El dragón Smaug huye con el Archivero a lomos.\\ Ilustración de Mónica Samudio (MH 208)// 
 +;#; 
 +\\ 
  
 Samudio (quien más tarde engendraría Aventuras AD) abría en el número 146 una nueva sección de la revista, titulada "El Mundo de la Aventura", en la que desgranaría paulatinamente los más preciados secretos sobre la aventura conversacional y su proceso creativo, con gran mimo y un espíritu eminentemente didáctico. Además, en ese mismo número realizaba un llamamiento a sus avezados jugones: "¡Consúltanos tu problema! y envíanos tus cartas, indicando en el sobre: <<ARCHIVOS DEL AVENTURERO>>". Samudio (quien más tarde engendraría Aventuras AD) abría en el número 146 una nueva sección de la revista, titulada "El Mundo de la Aventura", en la que desgranaría paulatinamente los más preciados secretos sobre la aventura conversacional y su proceso creativo, con gran mimo y un espíritu eminentemente didáctico. Además, en ese mismo número realizaba un llamamiento a sus avezados jugones: "¡Consúltanos tu problema! y envíanos tus cartas, indicando en el sobre: <<ARCHIVOS DEL AVENTURERO>>".
Línea 25: Línea 33:
 La rica imaginería ideada por Samudio rápidamente calaría entre los lectores de la revista, permitiendo la aproximación de nuevos jugones al mundo de la aventura, atraídos al encanto de las imaginativas historias y la fina ironía que destilaba en sus escritos. Curiosamente, muchos de los que recordamos el Viejo Archivero lo hacemos no tanto por las respuestas que Samudio cuidadosamente daba a las cuestiones de los lectores, sino por los personajes que introdujo para hilvanar la sección, y que la dotaban de un encanto particular. La rica imaginería ideada por Samudio rápidamente calaría entre los lectores de la revista, permitiendo la aproximación de nuevos jugones al mundo de la aventura, atraídos al encanto de las imaginativas historias y la fina ironía que destilaba en sus escritos. Curiosamente, muchos de los que recordamos el Viejo Archivero lo hacemos no tanto por las respuestas que Samudio cuidadosamente daba a las cuestiones de los lectores, sino por los personajes que introdujo para hilvanar la sección, y que la dotaban de un encanto particular.
  
-El abominable Viejo Archivero, en primerísimo plano (MH 192)+{{ :articulos:archivero3.jpg }} 
 +;#; 
 +//El abominable Viejo Archivero, en primerísimo plano (MH 192)// 
 +;#; 
 +\\  
  
 El primero en hacer su aparición, en el mismo número 158, fue el dragón Smaug, inmenso ser volador de incendiario aliento y fétidas ventosidades que acompañaría fielmente al Viejo durante su periplo por MicroHobby. El dragón era una suerte de homenaje del autor a "El Hobbit", juego del que era un apasionado entusiasta, así como del mundo de Tolkien, como confesó en múltiples ocasiones desde sus propias páginas. Inclusive, se permitiría la licencia de explicar en el número 208 cómo el Archivero rescató al dragón de su muerte a manos del mismísimo Frodo Bolsón. El primero en hacer su aparición, en el mismo número 158, fue el dragón Smaug, inmenso ser volador de incendiario aliento y fétidas ventosidades que acompañaría fielmente al Viejo durante su periplo por MicroHobby. El dragón era una suerte de homenaje del autor a "El Hobbit", juego del que era un apasionado entusiasta, así como del mundo de Tolkien, como confesó en múltiples ocasiones desde sus propias páginas. Inclusive, se permitiría la licencia de explicar en el número 208 cómo el Archivero rescató al dragón de su muerte a manos del mismísimo Frodo Bolsón.
Línea 35: Línea 48:
 En MH 203 aparecerá un último personaje, bajo el descriptivo epígrafe: "Juanmilla se une a la Pandilla". Sin datos fidedignos que lo confirmen, el abajo firmante sospecha que Juanmilla era, en realidad, Juan Manuel Medina, programador de los últimos títulos de Aventuras AD. Para finalizar la tourneé familiar, apúntese que las ilustraciones de las dos secciones de Samudio eran, a menudo, realizadas por sus dos hijas: las gemelas Mónica y Guisela Samudio. Concretamente, la primera en publicar uno de sus dibujos es Guisela, en MicroHobby 169, para la sección "El Mundo de la Aventura", a la que frecuentemente solía dedicarse (quedando así para Mónica la parte gráfica de "El Viejo Archivero"). En MH 203 aparecerá un último personaje, bajo el descriptivo epígrafe: "Juanmilla se une a la Pandilla". Sin datos fidedignos que lo confirmen, el abajo firmante sospecha que Juanmilla era, en realidad, Juan Manuel Medina, programador de los últimos títulos de Aventuras AD. Para finalizar la tourneé familiar, apúntese que las ilustraciones de las dos secciones de Samudio eran, a menudo, realizadas por sus dos hijas: las gemelas Mónica y Guisela Samudio. Concretamente, la primera en publicar uno de sus dibujos es Guisela, en MicroHobby 169, para la sección "El Mundo de la Aventura", a la que frecuentemente solía dedicarse (quedando así para Mónica la parte gráfica de "El Viejo Archivero").
  
-Hebilla, Yiepp y el Viejo, según visión de Mónica Samudio (MH 195)+{{ :articulos:archivero4.jpg }} 
 +;#; 
 +//Hebilla, Yiepp y el Viejo, según visión de Mónica Samudio (MH 195)// 
 +;#; 
 +\\ 
  
 Haciendo gala del mismo humor con que a menudo trataba a sus compañeros, Samudio se abstuvo siempre de ser autoindulgente. La nómina de calificativos que aplicó a su alter ego, el Archivero, era simplemente apabullante: "el carcomido momio", "El Agonizante", "el cuasimomificado", "baboso vejestorio", "esperpento de los Cárpatos", "viejo adefesio", "desdentado tatarabuelo", "destartalada momia", "decrépito anciano", "el peripatético", "el Obsoleto", "multiesclerótico", "agónico", "medio infartado", "pitecantropus totémico", "la más esmirriada, encorvada, temblorosa y carcamálica figura", "cascarrábico esperpento", "apolillado", "el Vetusto" o "el Carcamal". Haciendo gala del mismo humor con que a menudo trataba a sus compañeros, Samudio se abstuvo siempre de ser autoindulgente. La nómina de calificativos que aplicó a su alter ego, el Archivero, era simplemente apabullante: "el carcomido momio", "El Agonizante", "el cuasimomificado", "baboso vejestorio", "esperpento de los Cárpatos", "viejo adefesio", "desdentado tatarabuelo", "destartalada momia", "decrépito anciano", "el peripatético", "el Obsoleto", "multiesclerótico", "agónico", "medio infartado", "pitecantropus totémico", "la más esmirriada, encorvada, temblorosa y carcamálica figura", "cascarrábico esperpento", "apolillado", "el Vetusto" o "el Carcamal".
Línea 49: Línea 66:
 Por aquel entonces (90-91), ya existían un buen número de fanzines y clubs a través de los cuales los aventureros podían ponerse en contacto y compartir sus obras. Entre los más destacables, se podrían citar el valenciano CAAD, el gallego "Z For Zero", o el zaragozano "A Través del Espejo". El fanzine más longevo, aunque ya desaparecido, fue el del CAAD, persistiendo hoy en día sustitutos en la red como SPAC. El club del CAAD (que no el fanzine), sigue sin embargo existiendo, y su página web es visita cuasi obligada para los irreductibles aficionados a la aventura. Por aquel entonces (90-91), ya existían un buen número de fanzines y clubs a través de los cuales los aventureros podían ponerse en contacto y compartir sus obras. Entre los más destacables, se podrían citar el valenciano CAAD, el gallego "Z For Zero", o el zaragozano "A Través del Espejo". El fanzine más longevo, aunque ya desaparecido, fue el del CAAD, persistiendo hoy en día sustitutos en la red como SPAC. El club del CAAD (que no el fanzine), sigue sin embargo existiendo, y su página web es visita cuasi obligada para los irreductibles aficionados a la aventura.
  
-Primer dibujo de Guisela Samudio en MicroHobby,\\ en la sección "El Mundo de la Aventura" (MH 169)+{{ :articulos:archivero5.jpg }} 
 +;#; 
 +//Primer dibujo de Guisela Samudio en MicroHobby,\\ en la sección "El Mundo de la Aventura" (MH 169)// 
 +;#; 
 +\\  
 + 
  
 Viene esto al hilo de nuestra historia porque la creación del CAAD se anunció por primera vez en MicroHobby 171, en la sección "El Mundo de La Aventura", en el ya remoto junio de 1988. Anteriormente comentábamos que la irrupción de Samudio en MicroHobby supuso la apertura de una ventana al mundillo aventurero: con este anuncio, se dio paso a la libre comunicación entre sus seguidores, y como consecuencia al crecimiento de la aventura homegrown en España (gracias también, cómo no, a la aparición de parsers en castellano). De algún modo, se abría camino a un fenómeno que ya ebullía en las islas británicas. Viene esto al hilo de nuestra historia porque la creación del CAAD se anunció por primera vez en MicroHobby 171, en la sección "El Mundo de La Aventura", en el ya remoto junio de 1988. Anteriormente comentábamos que la irrupción de Samudio en MicroHobby supuso la apertura de una ventana al mundillo aventurero: con este anuncio, se dio paso a la libre comunicación entre sus seguidores, y como consecuencia al crecimiento de la aventura homegrown en España (gracias también, cómo no, a la aparición de parsers en castellano). De algún modo, se abría camino a un fenómeno que ya ebullía en las islas británicas.