portada_cannibal.jpg

Título Cannibal Island
Género Estrategia
Año 1986
Máquina 48K
Jugadores 1 jugador
Compañía Live-Wire Software
Autor Barry Jones
Enlaces Descarga de WOS.




Eres el único superviviente de un naufragio, y has ido a parar a una isla habitada por caníbales. Debes escapar, pero además el tiempo corre en tu contra, ya que en la isla hay ¡¡¡un volcán a punto de estallar!!!

Este es el argumento que nos ofrece esta creación de Barry Jones. Para escapar, deberemos construir una balsa, intercambiando con los nativos nuestras balas por troncos y cuerdas. Tendremos que estar atentos a lo que encontremos, ya que si vemos huesos, posiblemente los caníbales anden por allí cerca. Podremos dispararlos, pero teniendo en cuenta que las balas son un bien escaso. Pero si no nos defendemos y los caníbales nos atacan, perderemos un miembro de nuestro cuerpo.


La pantalla de juego


A esta tragedia se añade el caluroso clima, que nos obligará a aprovisionarnos de agua más a menudo de lo que desearíamos. Así que, cuando hayamos conseguido todas las piezas para construir la balsa, debemos encaminarnos con presteza al embarcadero que se encuentra al noreste de la isla.

Para empezar, el juego consta de 3 niveles de dificultad, de forma que podamos ajustarla a nuestra pericia. Una vez comenzada la partida, pulsando la tecla i, el programa nos muestra las teclas con las que manejaremos a nuestro protagonista, que nos permitirán movernos por la isla, disparar en 4 direcciones, negociar con los nativos y, una opción nada común, como es grabar nuestros progresos en un microdrive.


Negociando con los nativos


El desarrollo del juego es tal y como lo hemos comentado más arriba. Recorreremos la isla en busca de poblados donde podemos negociar con los nativos para intercambiar troncos y cuerdas por nuestras balas, y así poder construir la balsa. Pero los nativos no son tontos, si rechazan nuestra oferta tendremos que intentar hacer el trueque con más balas.

Fuera de los poblados encontraremos pozos de agua, donde rellenar nuestra cantimplora, y alguna bala que otra tirada en el suelo, que nos vendrá muy bien a la hora de negociar. Pero, por desgracia, la isla está plagada de caníbales. Cuando nos encontremos con uno de ellos tendremos la posibilidad de luchar o salir huyendo. Para salir por piernas debemos contar con agua suficiente, ya que esquivar las flechas es muy cansado, y si no reponemos bebiendo desfalleceremos a causa de la sed y seremos cocinados por los caníbales. Si nos enfrentamos a ellos, se produce un combate por turnos donde aleatoriamente el caníbal o nosotros iremos sufriendo heridas. Al superar las 10 heridas, el perdedor morirá, y el ganador seguirá su camino.


¡Peligro! Los caníbales nos atacan


Por tanto es buena idea intentar memorizar dónde están los pozos, para estar siempre dispuestos a escapar corriendo, ya que el resultado de los combates es totalmente aleatorio.

Técnicamente, el juego es muy simple y no demuestra nada. A veces tarda en responder a la pulsación de las teclas. Gráficamente tampoco es nada del otro mundo. El sonido es lamentable, sólo algunos pitidos a modo de efectos al movernos o realizar acciones.


Escapando de las flechas de los caníbales


En resumen, un título con una buena idea, sencillo, pero flojo técnicamente, que nos puede llegar a enganchar como mucho una tarde intentando escapar de la isla, lo cual no es demasiado fácil, pero que pierde interés enseguida debido a lo repetitivo de su desarrollo y a la ausencia de alardes técnicos en su programación.

Valoraciones
Originalidad: [ 7 ]
Gráficos: [ 5 ]
Sonido: [ 3 ]
Jugabilidad: [ 5 ]
Adicción: [ 6 ]
Dificultad: [ 7 ]


Federico J. Alvarez
Septiembre 2004
MagazineZX #9